jueves, 20 de octubre de 2016

Ácido Fólico y su Importancia en la Gestación

El ácido fólico es un nutriente muy recomendado para mujeres embarazadas, sin embargo, mucha gente no sabe cuál es su función en el organismo. A continuación te decimos cuál es su importancia y cómo incorporarlo a la dieta.

Se trata de una vitamina del complejo B llamada folacina y para cubrir las recomendaciones diarias de 400 microgramos para adultos, podemos obtenerla de los alimentos que ingerimos a diario.

Entre las importantes funciones del ácido fólico encontramos su participación en la formación de glóbulos rojos, de allí que sea un nutriente necesario para prevenir la anemia. Además, interviene en la síntesis de sustancias necesarias para la correcta formación de ADN, por lo que su déficit en el embarazo puede ocasionar fallas en la formación del tubo neural, así como malformaciones congénitas.

Por otro lado, el ácido fólico colabora en diferentes actividades del organismo. Ayuda a construir nuevas células, contribuye a metabolizar las proteínas, favorece el funcionamiento del sistema nervioso y a la buena cicatrización.

¿Cómo prevenir el déficit de ácido fólico?

En el embarazo es necesario un correcto aporte de esta vitamina para favorecer el desarrollo del bebé. Asimismo, el déficit de ácido fólico genera glóbulos rojos con bajos niveles de hemoglobina en su interior, dando origen a una anemia.

Para prevenir su déficit te recomendamos consumir brócoli, aguacate, espinacas, hígado, huevo, cereales, frijoles, melón, garbanzos, lentejas, col, acelgas, verdolagas, berros, lechugas y cacahuates.

Además, es importante saber que la vitamina C permite que el ácido fólico se active en el organismo, por lo que también te aconsejamos consumir fresas, naranja, limón, guayaba y todos los cítricos que México produce.