viernes, 21 de octubre de 2016

Alimentos Antiacné

Uno de los problemas más comunes de la piel, que suele aparecer durante la adolescencia, es el acné; un problema que afecta a más del 80 por ciento de los jóvenes y, aunque con la edad disminuye paulatinamente, los adultos también lo llegan a padecer.

El acné es causado por la inflamación de las glándulas sebáceas y la obstrucción de los poros. La idea de que ciertos alimentos sean uno de los orígenes de esta enfermedad cutánea ha estado presente desde siempre, sin embargo, esto es sólo un mito. Lo que sí es cierto es que evitar ciertos productos puede ayudar a reducir los signos del acné.

El consumo excesivo de chocolates o el mal funcionamiento del aparato digestivo son factores que pueden llegar a empeorar el padecimiento. Ante esto es recomendable eliminar de nuestra dieta la comida rápida, los refrescos, el pan blanco y las grasas saturadas. En cambio, los cereales integrales, el aceite de oliva, las frutas y verduras son excelentes opciones para elaborar el menú.

Para lograr una buena hidratación de la piel, es muy recomendable tomar dos litros de agua al día. Los alimentos con vitaminas A, C y E serán siempre adecuados para todo tipo de afecciones cutáneas, ya que una de sus funciones es reforzar la piel, el cabello y las uñas.

La vitamina A se encuentra en los productos animales y en vegetales que contengan carotenos, como las zanahorias, las espinacas, el tomate, el durazno y el melón, ya que tienen una función importante en la regulación del sebo.

Además es recomendable incluir en la dieta diaria los ácidos grasos omega 3, que diluyen el sebo, liberando los poros y evitando inflamaciones. Los encontraremos en la soya y en pescados azules como la trucha o el salmón.

Si el acné se debe a desarreglos hormonales propios de la menstruación o la menopausia, es recomendable incorporar un extra de vitamina B6 o piridoxina presente en la carne, el hígado, el pescado azul, cereales integrales y legumbres. También es recomendable con sumir alimentos ricos en vitamina C y E, ésta última presente en los frutos secos y el aguacate.

Con una higiene adecuada de la piel y la ayuda que prestan los alimentos que México produce, notarás mejoras a este problema cutáneo que afecta a tantos.