jueves, 20 de octubre de 2016

Año nuevo, Alimentación nueva

Llegó el año nuevo y con él la oportunidad de cambiar todo aquello que no nos gusta. Si aún no empiezas a cumplir tus propósitos, aún estás a tiempo. Ante todo debemos tener claras las metas a alcanzar, para ello te damos algunos sencillos consejos para que este año mejore tu salud y bajes esos kilitos de más.

1 Aliméntate saludablemente. Incorpora más frutas y verduras a tu dieta. Si no estás acostumbrado a comerlas, puedes comenzar por una pieza de fruta al día o elegir una ensalada para la cena e ir aumentando su consumo progresivamente.

2 Haz ejercicio. No tener un gimnasio cerca o la posibilidad de entrar a un club deportivo no son pretextos para no ejercitarte. Puedes salir a caminar, bailar o hacer media hora de bicicleta, lo importante es mover el cuerpo y gastar calorías. Esto además te ayudará a sentirte mejor y a prevenir enfermedades cardiovasculares.

3 No te obsesiones con la báscula. Hay que pesarse sólo una vez por semana. Perder peso sanamente es un logro progresivo que no se alcanza de un día para otro. No te desesperes si no consigues tener el peso que quieres rápidamente.

4 Desayuna bien. El desayuno es la comida más importante del día. Desayunar bien es el hábito más importante que puedes proponerte para este año. Los efectos en tu salud se notarán muy rápido Si no te da tiempo, levántate 10 minutos antes y dale energía a tu cuerpo. El mejor desayuno aporta entre un 20 y un 25% del aporte calórico diario. Prefiere cereales y frutas.

5 Toma agua. El 75 por ciento de nuestro cuerpo es agua. Se recomienda tomar al menos 2 litros de agua al día. No prives a tu organismo de este importante elemento y bebe tragos pequeños durante toda tu jornada. Si no estás acostumbrado al agua simple, puedes añadirle el jugo de un limón para mejorar su sabor.

6 Lee las etiquetas. Saber qué contiene cada alimento te ayudará a escoger aquellos productos que contribuyan a una dieta más saludable.

7 No comas a prisa. Masticar los alimentos tranquilamente mejora la digestión y hace que se saboree mejor la comida. El estómago envía señales de saciedad al cerebro veinte minutos después de haber comenzado a comer, por ello, comer despacio te ayudará a sentirte satisfecho con menos alimentos.

8 Piensa positivo. Toda meta requiere de esfuerzo para ser cumplida. Ser constante, paciente y mantener una actitud entusiasta te ayudará a alcanzar todos tus objetivos.

9 Equilibra tu alimentación. Para bajar de peso sin afectar tu salud no debes de seguir dietas estrictas, simplemente debes de cambiar tus hábitos alimenticios, reducir el consumo de productos elaborados con azúcar y harinas refinadas y preferir los alimentos frescos.

Para que tus propósitos se conviertan en realidades es importante que seas constante y tengas en cuenta que los resultados se notarán cuando hayan pasado unos meses. Consulta en este sitio web las tablas de temporalidad de productos y disfruta de los alimentos que México produce.

¡Feliz y saludable 2072!