domingo, 16 de octubre de 2016

¿Qué Hacer Cuando Mi Hijo No Acepta La Carne?

Siempre encontrarás un sustituto ideal cuando tu hijo no desee comer cierto alimento. Sin embargo, para no desbalancear su dieta es necesario complementarla con alimentos pertenecientes a otro grupo y que aportan una buena cantidad de proteínas.

Las proteínas son necesarias para el cuerpo, ya que con ellas se forman o reponen diferentes tejidos como músculos, piel, sangre, pelo, huesos y además permiten el adecuado crecimiento de nuestros hijos.

Si tu pequeño no acepta la carne puedes sustituirla con pollo, huevo, embutidos, leche queso, yogurt, frijoles, habas, lentejas y chícharos, ya que todos estos alimentos nos aportan proteínas.

Te preguntarás cómo es posible que unos frijoles puedan sustituir un bistec. Simplemente porque los dos contienen proteínas, aunque los productos de origen animal contienen además mucha grasa animal.

Recuerda que las cantidades de leguminosas que le darás, serán las mismas porciones que la de carne, no hay una medida exacta y depende de la aceptación de cada niño.