martes, 25 de octubre de 2016

Nutrientes básicos para la piel

Existen alimentos que colaboran de sobremanera para mantener la piel sana, limpia, tersa y radiante como a todos nos gusta. Empleándolos en tu alimentación diaria notarás las diferencias. Por esto mismo, nunca está de más tenerlos en cuenta si te place verte bien.

Los ácidos grasos insaturados como el ácido oleico, presente en el aceite de oliva y el aguacate, y la grasa presente en aceites de semillas, frutos secos oleaginosos y el pescado (sobre todo el azul) son imprescindibles para mantener una piel bien estructurada e hidratada.

El brócoli es un excelente vegetal para la piel. Es que, al igual que otras plantas de la misma familia como la col o el repollo, contiene sustancias que protegen a la piel de agresiones externas. También las nueces son muy buenas para la piel, ya que aportan ácidos grasos esenciales para el cutis.

También, como ya es sabido, la avena es muy buena para tu piel. Ella te proveerá de fibra y colaborará con la eliminación de toxinas. El aguacate es otro de los alimentos clásicos que siempre le vienen bien a la piel. Sobre todo por las grasas sanas e intoxicantes que posee.