domingo, 16 de octubre de 2016

Carne de Pavo Mexicano: Rica y Saludable


Cuando hablamos de carnes, hablamos de alimentos muy consumidos en la dieta habitual de los mexicanos, sin embargo, entre éstas existen algunas alternativas muy saludables como el pavo que, además de ser muy sabroso, contiene menos grasa que otras carnes y un buen nivel de proteínas.

En México, el consumo de carne de pavo es muy bajo comparado con otros países, ya que por lo general se limita a la época navideña y de fin de año, aunque a últimas fechas se ha extendido su uso en algunos embutidos como salchichas, chorizo y jamón.

El pavo, o también llamado guajolote, es un alimento cien por ciento nacional, y una de las aportaciones más importantes que ha hecho México al mundo, ya que antes de la llegada de los españoles a nuestro país, los aztecas y otras poblaciones autóctonas ya habían domesticado al guajolote, con tan profundo arraigo, que hoy en día siguen estando presentes en los traspatios de muchas familias.

Probablemente la receta más suculenta para esta carne sea mexicana: el mole con guajolote. Este plato nació en el convento de las dominicas de Santa Rosa de Lima, en Puebla, y su autora fue la monja Sor Andrea de la Asunción, que lo cocinó en 1680 en honor del Virrey Tomás Antonio de la Cerda.

En la actualidad, algunas regiones del país, principalmente en el sureste, registran un alto consumo de esta ave, ya que se considera un platillo tradicional. Se estima que el consumo de pavo por mexicano es de 1.5 kilogramos al año.

A nivel mundial, nuestro país ocupa el lugar número 21 en producción de carne de pavo, con más de 21 mil toneladas anuales, siendo Yucatán y Chihuahua los principales estados productores. Actualmente, las empresas mexicanas que comercializan pavo mantienen estrictos controles de calidad, procesando la carne en Rastros Tipo Inspección Federal (TIF). Esta certificación garantiza la sanidad e inocuidad de los cárnicos permitiendo su exportación.

La carne de pavo se ha convertido en una saludable opción, ya que se caracteriza por tener poca grasa y no posee cantidades importantes de purinas, por lo que también es una carne apta para quienes tienen ácido úrico en sangre, además de ser muy buena si tenemos colesterol alto.

Si te gusta cuidar tu dieta y la de tu familia, la carne de pavo es el alimento perfecto por ser muy sabrosa que se puede preparar de la misma forma que el pollo. La pechuga es la parte más magra, contiene tan sólo 110 kcal. por cada 100 gramos, además, es una rica fuente de proteínas, vitaminas del grupo del complejo B, ácido fólico y de minerales como el fósforo, potasio, magnesio, hierro y zinc.

La carne de pavo relleno se puede encontrar en el mercado de distintas formas para prepararlo de mil formas. En el mercado nacional lo puedes encontrar en diferentes presentaciones como natural, ahumado, en jamón, pechuga, en paté, etcétera.

Por todo esto, te recomendamos incluirlo no sólo en tu cena navideña, sino también en tu dieta diaria usando las recetas que aquí te damos y disfrutando todo lo bueno que México produce.