jueves, 20 de octubre de 2016

Qué colaciones incluir en la dieta

Si sufres porque no sabes qué hacer con ese antojo de media mañana o tarde, y lo único que quieres hacer es ir corriendo por un pastelito o unas papas fritas, ¡alto!, aquí te damos algunas ideas para que esos antojos sean saludables y no tengas que preocuparte por lo que entra a tu pancita.

¿Qué son las colaciones?

También conocidas como snacks o refrigerios, son porciones de alimento más pequeñas que las comidas principales. Estas se deben consumir además de las comidas principales y no en lugar de ellas.


Al ingerir las colaciones no se trata de comer de más sino de repartir la energía requerida a lo largo del día en un mayor número de comidas. La cantidad y tipo de alimentos que se consumen deben ser tales que provean energía y rompan con el ayuno, pero no tanta que supla alguna de las comidas principales.

Existe el mito de que comer entre comidas nos hace subir de peso, pero esto es falso, ya que para que una persona suba de peso necesita consumir más energía de la que gasta, más no depende tanto del momento en que se consuman los alimentos; muy por el contrario, consumir colaciones adecuadas puede ayudar a tu metabolismo a mantenerse activo.

Lo ideal es no dejar pasar más de cuatro horas sin comer, para lograrlo puedes incluir colaciones a media mañana y media tarde.

¿Cómo saber que nuestra colación es adecuada?

Una colación saludable es aquella que aporta entre el 10 y 15% de la energía total que debemos consumir en un día. Por ejemplo, si en promedio necesitas consumir 2000 calorías, tu colación no debe ser mayor a 200-300 calorías.

Debemos recordar que los requerimientos de energía son diferentes para cada persona dependiendo de la edad, peso, estatura y nivel de actividad física que realiza.

Es importante destacar que no existen alimentos "buenos" o "malos" ni "saludables" o "no saludables", ya que cada alimento proporciona nutrimentos importantes para el organismo. Lo importante es aprender a equilibrar nuestra alimentación, por ello te recomendamos incluir en tus colaciones al menos 2 de los grupos de alimentos del Plato del Buen Comer y de preferencia que sean de los que México produce.

A continuación te damos algunas opciones de snacks prácticos y nutritivos:
  • Una manzana con granola.
  • Cuadritos de queso panela con ajonjolí y manzana.
  • Rollitos de jamón de pavo con jícama.
  • Plátano con yogurth.
  • Palitos de apio con queso cottage.
  • Un sándwich de pechuga de pavo con lechuga y jitomate.
  • Licuado de fresas con avena.
  • Pan tostado con crema de cacahuate y durazno