jueves, 20 de octubre de 2016

Que sí y que no en el embarazo

Las mujeres embarazadas deben aumentar parcialmente su ingesta para satisfacer las necesidades nutricionales del bebé en formación. Algunas mujeres no quieren aumentar de peso ni aceptar los cambios corporales propios de la gestación y adquieren dietas rigurosas que pueden afectar tanto a ellas como a sus bebés.

Otras, en cambio, se aprovechan del aumento de peso característico del embarazo para dar rienda suelta a su apetito y comen sin medida. Ambas actitudes respecto de la alimentación generan dificultades.

En el primer caso por deficiencias de minerales, principalmente hierro y calcio, vitaminas o proteínas. En el segundo caso, la alimentación excesiva y descuidada puede generar diabetes en el embarazo, así como otros trastornos maternos o fetales relacionados con la obesidad.

El consumo de vegetales de hojas verdes se debe incrementar para evitar la anemia por falta de hierro, que es muy frecuente en el embarazo. Beber a diario leche aportará la cantidad de calcio que se requiere para la formación del futuro bebé. Las frutas también deben incrementarse para aportar magnesio, zinc, sodio y potasio, prefiere las de temporada, ya que son más ricas y económicas.

Además, se recomienda aumentar en de un 10 a 20 por ciento el aporte de proteínas, así como el consumo de fibra para contrarrestar la tendencia al estreñimiento que es muy común durante el embarazo. Si es necesario, el médico le recetará complementos vitamínicos, como el ácido fólico.

¿Qué se debe evitar?

El embarazo debe estar acompañado con un aumento proporcionado de la alimentación. El aumento de peso deseable hasta el fin del embarazo varía de 9 a 12 kilos de acuerdo con la estatura y contextura física de la mujer.

Se deben evitar el exceso de alimentos ricos en aceites y grasas que pueden dificultar o hacer más lenta la digestión. También se deben evitar los alimentos con gran cantidad de azúcar como las golosinas, helados y chocolates, que pueden favorecer la diabetes del embarazo.