viernes, 21 de octubre de 2016

Querétaro - Qué produce


Querétaro es una zona privilegiada debido a su excelente ubicación y su moderna infraestructura. Un lugar que amalgama siglos de historia con extraordinarias bellezas naturales y el trabajo de sus habitantes, todo esto nos da un panorama alentador.

En este territorio siete de cada diez trabajadores se dedican al sector primario. Su volumen de producción de carne de ave ocupa el cuarto lugar a nivel nacional. El maíz forrajero es el cultivo más importante para el estado, además del tomate rojo, alfalfa verde, sorgo y maíz grano. Los municipios más importantes para el subsector agrícola son San Juan del Río, Pedro Escobedo, El Marqués y Colón.

En comercio exterior, el tomate y el chile fueron los productos agrícolas queretanos más exportados, adquiridos en su totalidad por Estados Unidos.

Delicias queretanas

La cocina queretana está dividida por regiones; en la zona semidesértica la materia prima son las cactáceas, como el nopal que da origen a un sinnúmero de recetas. La penca de maguey también se come asada y rellena con carne, chorizo y queso. Los escamoles también forman parte de la cocina de esta zona, se fríen con epazote y mantequilla y se comen en taquitos.

La región de la Sierra Gorda ofrece platos que mezclan sabores indígenas y mestizos: carnes secas, atole de teja preparado con semilla de girasol, el revoltillo y el sabroso zacahuil, tamal preparado con maíz quebrado, carne de cerdo, pollo o guajolote y guisado con variedades de chiles secos.

La zona de los valles centrales posee tradiciones culinarias surgidas de las antiguas haciendas, creando la fama de los criaderos de cerdos que han dado renombre a Querétaro por sus exquisitas carnitas y chicharrones. Mención aparte merecen la gran variedad de quesos que se producen en la región, la barbacoa de borrego y, por supuesto, las famosas enchiladas queretanas que son todo un deleite.

Las ordenes religiosas que llegaron de España a Querétaro trajeron consigo las técnicas para la elaboración de pan, vino y embutidos. Dentro del Mercado de La Cruz se pueden probar todas las variedades de gorditas que hay en la entidad, además de carnitas, verduras, panes, quesos, barbacoa y montalayo.

Los taquitos de carnitas estilo San Juan del Río son una exquisitez, se sirven con papas fritas, hojas de lechuga y rábanos. Otras delicias son las gorditas de maíz quebrado, la sopa de elote, las tostadas de arriero y la sopa queretana, esta última se prepara con pechuga de gallina, camote morado, manteca, yemas de huevo y diversas especies.

En San Juan Dehedo, a unos minutos de Amealco se ofrece los martes la especialidad: el mole rojo o verde, una de las tradiciones más arraigadas en el sur del estado. También en el Chamisal, otra comunidad de este municipio, se puede encontrar un platillo destacado de esa zona: el mole de guajolote.

Deliciosos son los tamales envueltos en hoja de papatla y elaborados con maíz, queso y chile ancho; así como las enchiladas queretanas, la garbanza, las gorditas de maíz quebrado y las de migajas.

Otros tamalitos típicos son los canarios, los fingidos que llevan papas y acelgas, los tamales de muerto con maíz azul o negro y los de semilla de chamal que son representativos de la Sierra Gorda.

El chivo tapeado se cocina en horno de tierra y se come acompañado de pulque. La lengua mechada se prepara con jamón serrano, salchicha, chorizo, alcaparras, pasas, almendras y perejil; durante la cocción se le agrega jerez. Igual de tentador es el pollo almendrado, provisto de una salsa elaborada con hígado de pollo, jitomate, perejil y chiles jalapeños.

Queserías y viñedos se extienden a través del territorio del semidesierto queretano, por los municipios de El Marqués, Tequisquiapan, Ezequiel Montes y Colón para ofrecer al paseante todo un viaje de sabor y tradición.

Entre los dulces destacan la capirotada, a base de pan dorado, queso añejo, miel de piloncillo y canela; el mantecado o nieve de leche con frutas secas; la natilla queretana, los buñuelos, el quiote, la biznaga cristalizada, el dulce de leche y el acicalado, que es camote horneado con miel de piloncillo.

Para tomar se recomienda el atole de aguamiel, el menjengue, licor a base de pulque, maíz, piña, plátano y piloncillo; la prodigiosa es una bebida espesa a base de maíz y frutas. El simichol y el charape son otras bebidas fermentadas.

Un mágico recorrido

México es el país vitivinícola más antiguo de América y está considerado entre los países productores del mejor vino del continente. Querétaro, desde tiempos de la conquista, fue uno de los sitios preferidos por los españoles para vivir, pues era camino hacia las minas de oro y plata de Zacatecas.

El estado cuenta con varias regiones vitivinícolas, entre las que destaca San Juan del Río, Ezequiel Montes y Tequisquiapan. En algunos viñedos de estas zonas se realizan recorridos y eventos especiales para los visitantes.

Villa de Bernal es un “Pueblo Mágico” a 59 km. de la capital queretana. Es un pueblo virreinal donde se encuentra una inmensa roca en medio de la naturaleza. Este monolito es considerado como la tercera formación pétrea más monumental a nivel mundial, su altura es de 288 m. ideal para practicar la escalada y el rapel.

En el corazón de México, se localiza la ciudad de Querétaro, cofre de tesoros que invita al descubrimiento y asombro de quienes lo visitan. Cada rincón de sus calles, casonas, recintos y monumentos ofrecen al turista un mosaico de tradición cultural que cautiva. Aquí podrás observar hermosos edificios de la arquitectura barroca como el Templo de San Felipe Neri y el de Santa Rosa de Viterbo, construidos en cantera y decorados en su interior con valiosos retablos, así como el Teatro de la República, todos estos recintos le valieron a la ciudad para ser considerada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Tequisquiapan se ubica a 60 km al oriente de la ciudad de Querétaro. Fue fundado en 1551 y se encuentra en una zona rica en aguas termales. Destaca por su arquitectura colonial, especialmente el Templo Parroquial y la plaza central.

La Reserva de la Biosfera Sierra Gorda es un área natural protegida en el centro de México. Se localiza en el noreste del estado de Querétaro, y cubre aproximadamente la tercera parte de éste. Tiene una extensión de 383 mil 567 hectáreas, en un segmento de la Sierra Madre Oriental. Esta área ecológica es de particular interés por su biodiversidad, ahí podrás practicar actividades ecoturísticas.

En cinco poblados localizados dentro de la Sierra Gorda se encuentran misiones franciscanas fundadas por Fray Junípero Serra en el siglo XVIII. Jalpan, Tancoyol, Concá, Landa y Tilaco son verdaderas joyas del barroco novohispano.

Como ves, viajar a Querétaro es vivir una experiencia inolvidable por la riqueza de sus tradiciones, su historia y sus bellos alrededores. Un lugar digno de visitarse una y otra vez.

¿Cómo llegar?

La distancia desde el centro de la ciudad de México a Querétaro es de 220 km. Si viajas en auto, las carreteras son seguras y se encuentran en buen estado. Así mismo el estado cuenta con un aeropuerto a 22 km de la capital, en los municipios de El Marqués y Colón.

Si viajas en camión, la terminal de autobuses se ubica en la zona sur de la capital del estado.