domingo, 16 de octubre de 2016

Receta: Rosca de Reyes

Ingredientes

  • 450 g. harina;
  • 15 g. levadura;
  • 200 g. mantequilla;
  • 100 g. azúcar;
  • 3 huevos;
  • 7 yemas;
  • 2 pizcas de sal;
  • 2 cucharadas de agua de azahar;
  • Ralladura de limón;
  • 2 naranjas cubiertas;
  • 2 acitrones;
  • 2 muñequitos;
  • 2 huevos;
  • 115 g. de azúcar granulado.

Procedimiento

  • 1. Deshacer la levadura en ocho cucharadas de agua tibia.
  • 2. Agregar la harina necesaria hasta formar una masa con la que se hará una bola que se dejará cerca del calor hasta que se doble su volumen.
  • 3. Con el resto de harina hacer una fuente. En el centro colocar los huevos enteros, la azúcar y la sal. Mezclar esto con las yemas, el agua de azahar, las raspaduras de limón, la masa ya fermentada y, por último, la mantequilla.
  • 4. Colocar todo en un trasto engrasado, dejando que repose 12 horas, a temperatura natural o seis horas en un lugar tibio.
  • 5. Volver a amasar y formar dos roscas sobre latas engrasadas tras haber metido en cada rosca un muñequito.
  • 6. Dejar cerca del calor una hora.
  • 7. Embetunar de huevo, decorar con cuadritos de acitrón y tiras de naranja. En los intermedios de las frutas hacer unos cortes con tijera y poner el azúcar.
  • 8. Hornear.

Como cada año, este 6 de enero las familias mexicanas se reunirán para celebrar el Dí­a de los Reyes Magos.

Festejo que los niños pequeños esperan con gran ilusión para recibir juguetes, convivir y partir la tradicional rosca de reyes.

Si bien, este pan hecho a base de levadura tiene sus orí­genes en Europa, particularmente en España, en nuestro paí­s cobró fuerza durante los primeros años del Virreinato, convirtiéndose en parte fundamental de la cultura y gastronomí­a mexicana.

Tradicional Rosca de Reyes

Esta tradición fue tomada de la cultura romana por parte de la iglesia cristiana y recuerda la revelación de Jesús a los Reyes de Oriente, quienes ataviados con llamativas vestimentas ofrecieron al Niño Jesús regalos muy especiales por su nacimiento: oro, incienso y mirra, sí­mbolos de riqueza, adoración y sacrificio.

Se dice que la Rosca de Reyes, por su forma circular, simboliza el amor de Dios, porque no tiene principio ni fin, además, es adornada con frutas secas y cristalizadas que simulan las joyas incrustadas en las coronas de los Reyes Magos, otros dicen que representan las distracciones del mundo que nos impiden encontrar a Jesús.

Anteriormente en la rosca se escondí­a un haba, misma que ha sido sustituida por una figurilla de porcelana y más recientemente de plástico con forma de un niño, simbolizando al Niño Dios, que recuerda cuando Marí­a y José escondieron a Jesús de Herodes, así­ el cuchillo representa el peligro en el que se encontraba el niño Jesús.

La tradición dice que Herodes, al enterarse que habí­a nacido el Rey que todos esperaban (mesí­as), ordenó matar a todos los niños menores de dos años, entre los cuales se encontrarí­a dicho Rey, por lo que después de que los Reyes Magos adoraron a Jesús, un ángel les avisó que no regresaran donde Herodes, con lo que tomaron otro camino. La Sagrada familia huyó a Egipto poniéndose a salvo.

Es en este marco que se da la tradición de la Rosca de Reyes, cuyo origen se marca como romano y relacionado con las “saturnales romanas", pero que la iglesia católica incorporó como muchas otras tradiciones paganas cobrando auge durante la Edad Media y llegando a nuestro paí­s en el Virreinato a través de los españoles.

En esta celebración, la rosca siempre se acompaña con un rico y espumoso chocolate fundiéndose una vez más lo indí­gena con lo español.

La tradición dicta que a la hora de cortar la rosca, quien tenga la fortuna de encontrar al niño entre el pan, se convierte en su padrino, quien deberá vestirlo con ropas nuevas y llevarlo a bendecir a la iglesia el 2 de febrero, Dí­a de la Candelaria, donde además el anfitrión deberá ofrecer a los invitados una fiesta donde los tamales y el atole son el platillo principal.

¡Este 6 de enero disfruta con toda tu familia y amigos de la tradicional Rosca de Reyes acompañada de una taza del delicioso chocolate que México produce!