lunes, 17 de octubre de 2016

Receta: Romeritos, protagonistas de la comida decembrina

En esta temporada decembrina, las familias de todo el mundo se reúnen para celebrar la Navidad y el Año Nuevo, disfrutando de un menú especial. En nuestro país los platillos más tradicionales son el pavo, el bacalao, la ensalada de manzana y los deliciosos romeritos.

En algunas comunidades del Distrito Federal los habitantes aún continúan con la siembra de los romeritos para la cena de Nochebuena, pero también forman parte de la comida de vigilia en Semana Santa, lo que lo convierte en un cultivo vinculado a la cultura local.

Los romeritos o Suaeda torreyana son un quelite, esta palabra deriva del náhuatl quilitl, que significa “hierba comestible o verdura”. En México este término es usado para referirse a los tallos tiernos, retoños o brotes de una planta que son comestibles, por ejemplo: los quintoniles, el epazote, el pápalo, la verdolaga, el huauzontle, los berros, los romeritos, entre otros.

Pasado y presente

En la época prehispánica, los quelites eran plantas muy valoradas por los aztecas y hoy continúan siendo un recurso alimenticio muy importante para la gente del campo, incluso para la medicina tradicional. De las 25 mil especies de plantas superiores que existen en México, alrededor de 350 son consideradas como quelites u hojas tiernas comestibles, sin embargo, de éstas sólo se consumen unas quince.

El conocimiento y consumo de quelites en México ha disminuido dramáticamente desde la Conquista. Los españoles veían crecer a los quelites de forma espontánea entre las milpas o en las orillas de los caminos, por ello eran vistos como maleza y no fueron aceptados fácilmente como parte de la dieta, lo cual tuvo un gran impacto negativo para estos valiosos recursos alimenticios.

Hoy los quelites se consumen de muchas formas, algunas hojas y tallos se comen crudos, otros se cuecen o fríen ligeramente y se combinan con sopas, tacos, quesadillas o esquites. En varios platillos constituyen el componente principal, pero también pueden ser el condimento que proporciona diferentes sabores y aromas a otros alimentos.

Producción de romeritos

En 2010 México produjo cinco mil 500 toneladas de romeritos al año, con un valor de 30 millones de pesos. Cabe destacar que la principal entidad productora de este cultivo es el Distrito Federal, donde destacan las delegaciones de Tláhuac, Xochimilco y Milpa Alta.

Para apoyar a los productores de este cultivo, la SAGARPA ha otorgado paquetes tecnológicos y capacitación para el control de plagas y enfermedades, a fin de tener las condiciones adecuadas para obtener una buena producción.

Los romeritos son muy parecidos a la planta aromática llamada romero, pero éstos son más tiernos y carecen de olor. Se pueden comprar en los mercados populares por kilo o en grandes manojos y, a diferencia de los otros quelites, no se come crudo.

Esta hierba se convierte en el centro de atención de la cena navideña cuando, acompañada de mole, nopales, papas y tortitas de camarón, se transforma en el tradicional revoltijo. Además de ser sabrosos y fáciles de preparar, son muy nutritivos, ya que aportan vitamina A, C, B2 y minerales como calcio, potasio y hierro.

¡Te invitamos a que en esta temporada consumas los romeritos y los quelites que México produce!