sábado, 22 de octubre de 2016

Sinaloa - Qué Produce

SINALOA, PASOS FIRMES PARA SEMBRAR EL FUTURO


Recorrer Sinaloa es disfrutar de sus espléndidas costas, fértiles valles e imponentes montañas, donde la calidez de su gente se conjuga para que los visitantes tengan experiencias inolvidables.

Sinaloa es el estado de mayor vocación agrícola del país. El clima que esta entidad posee es idóneo para el cultivo de tres productos de arraigado consumo nacional: maíz, tomate y chile. Es el segundo productor de frijol y papa. Contribuye con uno de cada diez litros de leche que el país genera. De ubicación costera, cuenta con una de las flotas pesqueras más grandes y es el segundo productor nacional de atún y camarón. Las redes productivas de Sinaloa contribuyen sin descanso a fortalecer el sector agropecuario y pesquero.

El sistema hidrológico lo integran, al norte, los ríos Fuerte, Sinaloa y Mocorito; en el centro, los ríos Humaya, Tamazula, Culiacán, San Lorenzo y Elota; y al sur, los ríos Piaxtla, Baluarte y Cañas. A esto se suma la construcción de obras de almacenamiento de agua como las presas José López Portillo, López Mateos, Sanalona, Luis Donaldo Colosio, El Fuerte y El Salto, entre otras, para sustentar el alto desarrollo tecnificado de la agricultura en el estado.

Sinaloa posee uno de los litorales más ricos en cuanto a variedad de especies marinas, donde se captura camarón, pargo, atún, lisa, almeja, callo de hacha, ostión y marlín entre otros; sin contar la gran variedad de pesca en agua dulce. Por lo tanto, en toda la entidad, los restaurantes ofrecen una variedad de platillos a base de pescados y mariscos, que constituyen una verdadera delicia.

Mazatlán es considerado como “la capital del camarón”, por lo que no es de extrañar que los platillos más populares tengan como base a este delicioso crustáceo. Ya sea en coctel, al natural, rellenos o en aguachile, no puedes irte sin saborear las especialidades que se ofrecen en este hermoso municipio, donde encontrarás menús que se ajusten a todos los gustos y bolsillos.

Y a pesar de que los productos marinos forman parte importante de las especialidades gastronómicas, un platillo que ha destacado dentro y fuera del estado es sin duda el chilorio, carne de cerdo finamente deshebrada y condimentada con salsa de chile ancho y otras especies, logrando un sabor único. El pollo asado estilo Sinaloa es otra especialidad que se ha extendido a otros lugares por su exquisito sabor. El mochomo, carne de res tipo cecina es otra especialidad típica de la región, al igual que los pichones empapelados.

No podíamos dejar de mencionar los camarones rellenos, el callo de hacha, el marlín ahumado, los ostiones rellenos, albóndigas de pescado, chiles rellenos de jaiba, camarones estilo Sinaloa, camarones en escabeche, machaca de lisa y el ceviche, acompañados, por supuesto, de una cerveza bien fría.

En Escuinapa se ofrecen los típicos tamales barbones rellenos de camarón, Cosalá se distingue por su famosa machaca, Guasave por su suculento pescado zarandeado, Culiacán por su pollo a la plaza. También se ofrecen suculentos antojitos y carnes destacando el asado de res, la barbacoa, el chorizo y los tamales de puerco y de elote.

En cuanto a postres, se elaboran los jamoncillos o dulces de leche, las conservas y piloncillos derivados de las moliendas de caña de azúcar, así como los famosos tacuarines, galletas de maíz en forma de rosca.

Mágicos tesoros de naturaleza, sol y mar.

Sinaloa es una importante provincia minera que resguarda dentro de su territorio valiosos tesoros coloniales, además posee senderos que conducen a territorios mágicos de antiquísimos pueblos, abundantes valles y playas donde bailan armoniosamente la arena con el mar.

A esta entidad la identifica su diversidad turística en todos los ámbitos. Esto se confirma al conocer la modernidad de ciudades cosmopolitas como Culiacán, su capital, o Los Mochis, provistas de toda la infraestructura de servicios para hacer de ellas el punto de partida hacia otras regiones con características tan distintas como asombrosas.

A casi quinientos años de su fundación, Culiacán ha transformado su visión hacia el futuro. Hoy es la orgullosa capital sinaloense, ciudad que entrelaza el potencial agrícola de su territorio con el avance tecnológico de su industria, sin perder la identidad que le han conferido su historia y cultura, tan evidentes en sus calles, edificios, plazas y museos.

Encanto y fascinación hallarás en los más de 650 kilómetros de litoral, adornados con bahías, esteros, islas y playas entre las que destaca el puerto de Mazatlán. Cualquiera se olvida del tiempo cuando se encuentra disfrutando de una fabulosa comida, un bello atardecer y buena compañía en un lugar tan hermoso. Entre calles estrechas por las que el tiempo pareciera haber hecho una escala, el viejo Mazatlán es un derroche de historia, arte y cultura. Te recomendamos visitar la Plazuela Machado, el Teatro Ángela Peralta, la Catedral y el Museo Arqueológico de Mazatlán.

Topolobampo es clave en el desarrollo vertiginoso del municipio de Ahome, un verdadero complejo recreativo que posee la capacidad de asombrar con su sola imagen o viviendo la más fantástica aventura en sus inigualables escenarios naturales. Generosamente favorecido con espectaculares bahías, islas, playas y un sinfín de tentaciones junto al mar, aquí encontrarás motivos de sobra para disfrutar.

Guasave se identifica por tener vocación agrícola, pesquera y ganadera. Favorecido con 50 kilómetros de un litoral lleno en recursos naturales se halla en la antesala de posicionarse como el destino predilecto de quienes aprecian el ecoturismo y la diversión extrema.

La ciudad de Los Mochis se ubica en la región agrícola conocida como “El Valle del Fuerte” y es la puerta de entrada a la Sierra Tarahumara. Aquí tiene escala final el ferrocarril Chihuahua-Pacífico, el cual hace uno de los más espectaculares viajes en tren por las Barrancas del Cobre. Además posee ingenios azucareros que vale la pena visitar para conocer por qué la ciudad nació en torno a esta industria.

Con una economía actual sustentada en la pesca de camarón, el cultivo de mango, chile, coco y tomate, y en menor escala actividades comerciales y de servicios, el municipio de Escuinapa se encuentra en la antesala de convertirse en uno de los mayores polos de desarrollo turístico de Sinaloa. Posee 45 km de litoral con una grandiosa biodiversidad.

En Teacapán, un pequeño y apacible pueblo de pescadores que atesora las playas más virginales de la costa sinaloense como La Tambora, Las Lupitas y Cuatro Surcos. La belleza de su entorno ecológico, pleno de exotismo y fascinación, se muestra generoso para disfrutarlo en los paseos en lancha que ofrecen los lugareños. ¡Definitivamente en Sinaloa tendrás motivos de sobra para disfrutar!

¿Cómo llegar?

De la Ciudad de México a la ciudad de Culiacán son 1 286 km por carretera, que se recorren en unas 17 horas. De la Central de Autobuses del Norte, varias empresas viajan hasta este destino. Por vía aérea el vuelo dura alrededor de 1 hora con 50 minutos.