sábado, 22 de octubre de 2016

Tensión Arterial Elevada

La tensión arterial elevada, o hipertensión, incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, angina y ataques de apoplejía. Se debe en parte a factores hereditarios, pero también se ve afectada por el estilo de vida.

A pesar de que este problema se presenta tanto en hombres como en mujeres, constituye sin duda para los primeros un problema serio de salud. Se recomienda a quienes sufren de hipertensión que pierdan peso y reduzcan el consumo de alcohol.

Otras medidas que pueden ser beneficiosas son no añadir sal a la comida al cocinarla, ni en la mesa, y seleccionar platos preparados con bajo contenido en sal.

Hacer frente a la tensión elevada no implica sólo reducir el consumo de ciertos alimentos, también es necesario consumir más cantidades de otros. Se ha calculado que un aumento de 2.3 a 3.1 gramos de potasio al día puede reducir las muertes por hipertensión hasta en un 25%. Esta cantidad de potasio puede encontrarse en un plátano, un vaso grande de zumo de naranja y en raciones individuales de muchas otras frutas y verduras.