DELICIOSO Y AROMÁTICO: EL CAFÉ MEXICANO

Pocas personas que puedan resistirse al encanto y al aroma de una buena taza de café, uno de los grandes placeres que la agricultura ofrece al mundo. Nuestro país produce café de excelente calidad, ya que su topografía, altura, climas y suelos le permiten cultivar y producir variedades clasificadas dentro de las mejores del mundo.

El café llegó a México hace más de 200 años, entrando por Veracruz desde Cuba. Durante el Porfiriato, la cafeticultura creció de manera importante en grandes fincas especializadas, para posteriormente convertirse en una actividad de pequeños productores, en su mayoría de origen indígena.

Hoy México ocupa el 9º lugar como productor de café verde, aportando el 3% del volumen mundial con 1 millón 287 mil 643 toneladas, para ello participan alrededor de 500 mil productores que siembran en 761 mil hectáreas, cuyas plantaciones se encuentran en 12 entidades del país, sin embargo, los estados de Chiapas y Veracruz concentran el 70% de la producción nacional.

El 97% del café que se produce en nuestro país es bajo la sombra de árboles con lo que se respeta el equilibrio del entorno y se protegen muchas variedades de plantas y animales. La temporada fuerte de cosecha abarca los meses que van de diciembre a abril y se estima que el consumo nacional por habitante es de 1 kilo al año.

Distinción de calidad

Por las características de los suelos mexicanos donde crece el café, en su mayoría de tipo volcánico, su sabor es muy característico, su aroma es intenso y con notas a chocolate, especias y flores. Esto le ha servido al café mexicano para recibir dos denominaciones de origen: Café Veracruz y Café Chiapas.

Los productos con denominación de origen representan el legado de siglos de trabajo cultural de una región y de generaciones enteras que han conservado los procesos de producción tradicionales. Este distintivo fomenta la organización del sector productivo y facilita el acceso de productores a mercados nacionales e internacionales, permitiendo una mejor cotización del producto y garantizando al consumidor el nivel de calidad.

Con fuerte presencia en el extranjero

En 2011 las exportaciones de café verde alcanzaron un valor anual de 900 millones de dólares, con esta cifra México se posiciona en el 10º lugar a nivel mundial. El aromático mexicano se exporta a 45 países de los cinco continentes, siendo Estados Unidos, Bélgica y Alemania nuestros principales clientes.

Aprovechando la calidad del café mexicano y ante el interés de consumir productos sustentables con el ambiente, nuestro país se ha convertido en el principal líder productor y exportador de café orgánico en el mundo, ya que se obtiene de cultivos donde no se han utilizado pesticidas o fertilizantes sintéticos y se siguen técnicas tradicionales.

En cuanto a las especies de café que se cultivan en México las más comerciales son: la arábiga y la robusta. La primera se da a una altura de 500 a 2 mil metros sobre el nivel del mar, en promedio una planta produce de 4.5 a 6.5 kilogramos anuales, su contenido de cafeína es de 1.5% y su sabor es suave. La robusta da plantas más grandes y más productivas, en promedio se obtienen de siete a diez kilogramos por planta, es más resistente a las plagas, contiene 2.5% de cafeína y su sabor es más fuerte.

Apoya a los productores mexicanos consumiendo a diario una tacita del delicioso café que México produce.

Fuente: Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera.

Articulos relacionados: