DÍA DE MUERTOS, TRADICIÓN MILENARIA

México es un derroche de aromas, sabores y colores, enorme mosaico de cultura donde subsisten tradiciones que guardan un gran misterio en torno a sus orígenes.

En nuestro país, la muerte tiene un sentido singular: se le ve con humor. El Día de Muertos es la conjugación del luto con la alegría del mexicano, donde las tumbas se adornan con bellas flores anaranjadas que la naturaleza ha creado casi especialmente para esos momentos: el cempasúchil. Esta tradición se remonta a la época prehispánica donde las antiguas civilizaciones le rendían tributo a Mictlantecuhtli, señor del inframundo. Actualmente el 1° y 2 de noviembre recordamos a nuestros difuntos y transformamos el dolor en altares multicolores, para recibir a las almas de nuestros difuntos con los platillos que más disfrutaron en vida.

Mole, dulce de calabaza, tamales, pozole, tortillas, tequila, atole y café, son los alimentos que se preparan especialmente para la ocasión. A continuación te presentamos otros elementos que no pueden faltar para que hagas tu propia ofrenda y se la dediques a aquellos difuntos que tanto recuerdas.

Calaveritas

En esta temporada es muy común encontrarlas de diferentes tamaños e ingredientes como azúcar, chocolate o amaranto, adornadas con flores y el nombre del difunto.

Pan de muerto

Elaborado con mantequilla, huevo y harina, es un pan que se decora con formas de huesitos y se acompaña con chocolate caliente. Puedes comprarlo o elaborarlo tú mismo con la receta que aquí te damos.

Flores

Cempasúchil, pata de león, crisantemo y nube son las flores más usadas para adornar tumbas y altares. Con sus pétalos se forman caminos para guiar las almas de los difuntos.

Sal

Es un elemento que ayuda a la purificación.

Agua

Fuente de la vida y uno de los cuatro elementos de la naturaleza, sirve para calmar la sed de las almas después del largo camino que recorren. Veladoras

Representan al fuego y sirven para iluminar el camino a casa.

Copal e inciensos

Se utiliza para limpiar el lugar de los malos espíritus.

Papel picado

Se dice que representa al aire. Los habitantes de San Salvador Huixcolotla, Puebla, crean con sus manos verdaderas obras de arte. Retratos de los difuntos

Es a quien está dedicado el altar. Generalmente se pone en la parte más alta de la ofrenda.

Frutos

Se usan mandarinas, cañas, tejocotes y naranjas para representar a la tierra.

Con las ofrendas dedicadas a los muertos se preserva esta colorida tradición, poseedora de un toque de alegría y unión al establecer un puente entre la vida y la muerte. Si bien éstos son los elementos básicos que identifican a una ofrenda, cada quien le agrega un toque personal. Cuéntanos qué más pones en tu ofrenda.

Articulos relacionados:


v