TIPS PARA HACER QUE LOS NIÑOS COMAN VERDURAS

Lograr que los niños coman más verduras desde que son pequeños les traerá enormes beneficios a corto y largo plazo. Así que como padres responsables podemos intentar probar lo siguiente:

1. Coma usted más verduras. Mucho de lo que los niños aprenden lo hacen por imitación. Así que comience por servir en su propio plato la cantidad y variedad de verduras que le gustaría que sus pequeños coman.

2. Ofrézcales verduras cuando tengan hambre. Si intenta que sus niños coman un gran plato de verduras después de una enorme hamburguesa, seguramente fracasará. Mejor ofrezca verduras frescas, crudas y coloridas como primer plato o refrigerio.

3. Adopte la regla de “probar antes de negarse a comer.” Por medio de esta regla sus pequeños podrán negarse a comer todas sus verduras, pero tendrán que probarlas antes de hacerlo. En la mayoría de los casos el hacer que los niños prueben los alimentos los irá familiarizando con ellos hasta que llegue el momento de que se sientan cómodos con ellos y coman cada vez un poco más.

4. Ponga nombres chistosos a las verduras. Si sus niños son pequeños, inventar nombres divertidos junto con ellos para las diferentes verduras puede animarles a probarlas y comer un poco más.

5. Lleve a los niños a hacer las compras. Deje que sus niños le acompañen a comprar las verduras. Anímelos a admirar los diferentes colores y formas en el mercado y permítales escoger los que les parezcan más interesantes.

6. Deje que los niños le ayuden a cocinar. En los momentos en que tenga un poco de tiempo extra prepare junto con sus hijos algunos platillos sencillos con verduras. Acomódenlos juntos en el plato dándoles formas divertidas. Por ejemplo, formen un payaso con una rodaja de jitomate, germinado de alfalfa y chícharos. A los niños se les hará más difícil negarse a comer sus verduras si se han divertido preparándolas.

7. Esconda verduras dentro de sus platillos. Intente nuevas preparaciones en las que “esconda” verduras dentro de los ingredientes. Por ejemplo mezcle zanahoria y calabacitas rayadas en la carne para preparar hamburguesas, agregue espinacas a una salsa para espaguetti, pique verduras finas a una sopa de fideos, etc.

8. Deje refrigerios con verduras a la mano de sus niños. En lugar de dejar al alcance de sus pequeños las galletas o papas fritas para comer un refrigerio, deje a sus alcance pequeños recipientes con pepinos, jícama o zanahorias aderezadas con limón y chile piquín.

Articulos relacionados: