VERACRUZ, LA TIERRA QUE ENAMORA


Foto: (CC) Russ Bowling

Veracruz es un estado con vista al mar que lo tiene todo, cuenta con amplios recursos hídricos, la mayor superficie de praderas y un extenso litoral en el Golfo de México, que lo ubican como el segundo estado que más contribuye a la riqueza agropecuaria y pesquera de nuestro país.

Sus habitantes son de espíritu alegre y emprendedor. Se estima que cuatro de cada diez veracruzanos viven en localidades rurales y se dedican a actividades del sector haciendo de su tierra y su mar, fuentes inagotables de riqueza alimentaria.

En cualquiera de los subsectores, los veracruzanos sobresalen del resto del país. La entidad es líder en producción de caña de azúcar, naranja, piña y maíz grano. Productos como el limón y el café, por su calidad, son reconocidos a nivel internacional y se exportan a más de 20 países en todo el mundo. Los municipios más importantes del estado en su producción agrícola son Tres Valles, Playa Vicente, Álamo Temapache, Coatepec e Isla.

El estado también sobresale en producción pecuaria, siendo primer lugar en la producción de carne de bovino y ave, asimismo destaca en la producción de ganado porcino, leche, miel y carne de guajolote.

En el subsector pesquero Veracruz es primer lugar en producción de mojarra y langostino, y tercer lugar en robalo. Esto gracias a su riqueza portuaria y los ochocientos kilómetros de playa que van de la desembocadura del río Pánuco hasta Coatzacoalcos. Los municipios más importantes en este subsector son Tuxpan, Catemaco y Alvarado.

Sabor y tradición al paladar

Veracruz es uno de los lugares de mayor tradición culinaria de México. Su condición de ciudad portuaria y el mestizaje propio de la época colonial, marcaron los orígenes de la variada y sorprendente gastronomía de esta región. Muestra de ello son los platillos provenientes del mar como el pescado en escabeche, los pulpos en su tinta, el arroz blanco, las empanadas de camarón, los pescaditos fritos, el chilpachole y el afamado huachinango a la Veracruzana.

En Nautla y Tecolutla es posible admirar las bellezas naturales y a la vez disfrutar de los sabores del mar, con una sabrosa mojarra con malanga, yuca y limón, o unos tamales de cazón. En Papantla la base de la gastronomía es el maíz. El zacahuil es un enorme tamal típico de esta zona, se rellena con carne de cerdo y se envuelve en hojas de plátano.

Hacia los Tuxtlas hacen tamales morados de coco y anís, mimiles o tamalitos de elote, tamales de capita con frijol, calabaza y epazote y más al sur chenchamitos. En la Huasteca acostumbran los huatapes de camarón, especie de sopa espesada con masa, el pazkal de gallina y ajonjolí, los bocoles, el palmito en escabeche, la torta de hueva con huevo, el ajicomino de pollo y, por lo que respecta a postres, mencionemos los chapines de plátano.

El café de esta zona es de un sabor incomparable y aromático, no por nada presume de ser exportado a muchos países y ser de los mejores en el mundo. Y ya que hablamos de café, no podemos dejar de mencionar el Gran Café de la Parroquia ubicado en el Puerto de Veracruz, un lugar tradicional donde se pueden admirar las grandes cafeteras que lo adornan al mismo tiempo que se saborean panes regionales, las michas, la champola de guanábana y los huevos tirados.

Coatzacoalcos no se puede quedar atrás en lo que a gastronomía se refiere, aquí pueden degustarse exquisitos guisos con carne de armadillo, tortuga, pejelagarto ahumado, venado, tejón y mejillones, entre otros.

No hay mejor lugar para probar tamales de chipil y coyol, o bien guisados de tortuga, que Minatitlán, zona que además de ofrecerle grandes atractivos turísticos le permitirá saborear los más deliciosos platillos. Por ejemplo, no deje de probar un atole de coyol o un té de hoja de zacate.

En la zona de Martínez de la Torre podrá deleitarse con las acamayas al mojo de ajo, en chipotle o en chiltepín, o bien el pez bobo preparado en sabroso caldo que quien lo pruebe siempre querrá regresar.

En Coatepec, podrá disfrutar de su exquisito café de altura y al abrirse el apetito podrá degustar un sabroso menú, por ejemplo sopa de pan, estofado de gallina, langostinos de río en salsa verde o de chipotle, o bien la famosa trucha arco iris.

Cuando se trate de postres, lo mejor es probar los helados del Puerto, los garbanzos enmielados, el camote endulzado o las gollorías, un dulce hecho con nuez y azúcar.

Bellezas de la montaña al mar

En ese verde y enigmático territorio es posible visitar zonas arqueológicas, pasando por playas y lugares misteriosos como montañas y volcanes, ejemplo de esto es el Pico de Orizaba, el más grande del país. Además posee bellas ciudades coloniales como La Antigua o Coatepec, e incluso modernidad como la capital del estado, Xalapa, o el afamado puerto donde se vive un ambiente contemporáneo conjugado con una atmósfera de tranquilidad.

Una festividad que goza de gran fama en la entidad y donde los jarochos hacen gala de su gran algarabía es el Carnaval de Veracruz, que se ha convertido en el más famoso del país y ha trascendido fronteras.

Tlacotalpan se localiza a orillas del río Papaloapan y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998. Dentro de sus atractivos históricos, destacan la iglesia de la Candelaria, el Parque Zaragoza, el Parque Hidalgo, la plazuela de Doña Martha, el Palacio Municipal, el Teatro Nezahualcóyotl y la Casa de la Cultura “Agustín Lara”.

El Tajín es una de las ciudades más importantes de México prehispánico. Localizada en una zona con exuberante ambiente tropical, es famosa por su peculiar estilo arquitectónico, sus bellas e impresionantes estructuras y sus numerosos juegos de pelota.

Papantla se localiza en el estado de Veracruz y es conocida por ser uno de los principales productores de vainilla del mundo y por los famosos voladores, danzantes que ataviados con ropas coloridas, realizan ejecuciones emulando a las aves de la región.

En el puerto de Veracruz, el fuerte de San Juan de Ulúa es la construcción más representativa, llena de historias y leyendas. Su construcción comenzó en 1535, principalmente a base de piedra coralina, con el fin principal de proteger al puerto de los ataques de piratas. Después de haber sido fortaleza se convirtió en prisión. Tras sus rejas estuvieron personajes como Fray Servando Teresa de Mier y Benito Juárez, aunque el más popular fue Jesús Arriaga, mejor conocido como “Chucho el Roto”.

¿Cómo llegar?

El Aeropuerto Internacional de Xalapa, recibe vuelos nacionales directos de las principales ciudades mexicanas. Por tierra, desde la Ciudad de México se pueden tomar las vías México-Puebla-Xalapa o México-Orizaba-Veracruz. El viaje en automóvil dura 5 horas, aproximadamente. Si usted viaja en autobús, hay que abordar las unidades que parten del Terminal de Autobuses de Pasajeros de Oriente (TAPO), con destino a las ciudades veracruzanas más importantes.

Otros Destinos: